Mugabe se resiste a dimitir pero su partido le somete a una moción de censura

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe

    • El proceso parlamentario de la moción dará comienzo este martes
    • 230 de los 260 miembros del grupo parlamentario oficialista aprueban la decisión
    • Mugabe se reunirá con Emmerson Mnangagwa, nombrado nuevo líder del partido
 AGENCIAS

La Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF) de Robert Mugabe someterá su continuidad en la presidencia del país a una moción de censura en el Parlamento, donde tiene la mayoría, después de que este se haya negado a dimitir voluntariamente tras el ultimátum del Comité Central del partido para dar salida a la crisis que atraviesa el país, controlado por militares desde la semana pasada.

Unos 230 de los 260 miembros del grupo parlamentario oficialista se han reunido en Harare y han aprobado la decisión, que ha sido anunciada a la prensa en una breve comparecencia sin preguntas.

«El partido ha pedido al jefe del grupo parlamentario que lleve adelante el procedimiento de moción de censura contra Robert Mugabe», ha comunicado el portavoz de la ZANU-PF y ministro de Información, Simon Khaya Moyo.

La ZANU-PF ha informado, además, que se ha notificado del cumplimiento del plazo a Mugabe, quien aún así no dimitió, por lo que el proceso parlamentario a Mugabe, que se mantiene en la presidencia del país desde hace 37 años, se iniciará a partir de este martes.

Este domingo, además de anunciar el ultimátum, la ZANU-PF había destituido al veterano líder, de 93 años y en el poder desde 1980, como número uno de la formación, en una reunión en la que también expulsó a la primera dama, Grace Mugabe, y a sus aliados políticos, entre ellos varios ministros.

Mugabe se reunirá con el vicepresidente destituido

En sustitución de Mugabe se nombró al hasta hace dos semanas vicepresidente, Emmerson Mnangagwa, quien también fue propuesto como candidato a las presidenciales de 2018. La decisión, sin embargo, deberá ser confirmada en un congreso del partido en diciembre.

El Ejército de Zimbabue ha adelantado que Mugabe se reunirá con Mnangagwa, quien volverá al país «pronto» tras ser nombrado líder del partido gobernante en sustitución del todavía jefe de Estado.

En una breve rueda de prensa en la que no ha aceptado preguntas, el jefe de las Fuerzas Armadas, Constantine Chiwenga, ha asegurado que ambos ya han mantenido contactos y que Mugabe ha trazado una «hoja de ruta y una solución definitiva para el país«, informa el diario NewsDay.

«Respeto a la ley para mantener la paz»

Chiwenga ha explicado que las negociaciones con Mugabe han transcurrido «en un ambiente de respeto mutuo» y que «se han dado muchas garantías«.

El general ha agradecido a los zimbabuenses el «apoyo demostrado» desde su intervención y les ha pedido que «mantengan la calma y la paciencia» y que «respeten la ley para mantener la paz».

Pese a que su partido le ha dado la espalda y que las calles de Zimbabue manifestaron masivamente su rechazo el pasado sábado, el presidente evitó anoche dimitir y pidió devolver el país «a la normalidad«, en su primer mensaje público después de que los militares tomaran el control del país la semana pasada.

Los militares tomaron el control del país en la noche del pasado martes en lo que han llamado Operación Restaurar el Legado, desencadenada tras la destitución de Mnangagwa hace dos semanas, y desde entonces mantienen a Mugabe (de 93 años y desde 1980 en el poder) bajo arresto domiciliario.

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe-1

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *