Cientos de personas marchan en Almería en rechazo a la ofensiva militar y la ocupación israelí


  • La cabecera de la marcha ha mostrado su rechazo a la ofensiva militar israelí de los últimos días

 Centenares de personas se han concentrado este sábado en el centro de Almería en solidaridad con el pueblo palestino en plena escalada de tensión entre palestinos e israelies.

Almería / Andaluznews 2021

En una marcha que ha partido desde la Puerta Purchena y ha concluido en la plaza de los derechos humanos, muchos jóvenes llevaban banderas palestinas los manifestantes de distintos países han coreado consignas contrarias al sionismo israelí y portado pancartas pidiendo a Europa el «fin del acuerdo de asociación con Israel» y denunciando que «No es una guerra, es un genocidio».» El silencio de unos es el sufrimiento de otros», «Jerusalén capital eterna de Palestina», se podía leer en las banderolas y pancartas que llevaban los manifestantes, entre ellos un gran número de mujeres y hombres jóvenes de distintos países. «¡No es una guerra, es un genocidio!», gritaban, mientras se dirigían de la Puerta Purchena pasan por la avenida Pablo Iglesias a la plaza de los derechos humanos. Ver el video Manifestacion de solidaridad con Gaza 2021

Diversos carteles exigían el «fin de la violencia» y el extremismo contra la población palestina en los territorios ocupados al tiempo que rechazaban «décadas de crecimiento» de las colonias israelíes en Cisjordania, el bloqueo colectivo a Gaza, la apropiación de tierras y agua.

En la marcha, los asistentes exigieron «Libertad para Palestina» y recordaron la «Nakba» (catástrofe), la expulsión y huida de cientos de miles de personas en el contexto de la fundación del Estado de Israel, en 1948, que se conmemora hoy.

«Nos están masacrando. Estamos en una situación en la cual la Nakba (la «catástrofe» en árabe) continúa en pleno siglo XXI», dijo a Andaluznews un joven manifestante, en alusión al término que designa el éxodo de los palestinos tras la creación del Estado de Israel en 1948.

Al menos 139 personas han muerto y 1.050 han resultado heridas en la Franja de Gaza como consecuencia de la operación militar iniciada el lunes por Israel en respuesta al lanzamiento de cohetes por parte de las milicias palestinas, y que se ha reanudado esta mañana tras un parón después de los bombardeos nocturnos.

En el marco del incremento de los ataques, el primer ministro de la Autoridad Palestina, Mohamed Shtayé, ha pedido este viernes a Naciones Unidas que tome medidas urgentes para «detener la continua agresión israelí» y ha pedido al Cuarteto Internacional que abra «un camino político serio que conduzca al fin de la ocupación y el establecimiento de un estado palestino independiente», informa la agencia palestina Wafa.

Mientras, el Gobierno israelí mantiene abierta la posibilidad de iniciar una ofensiva terrestre sobre Gaza –la última fue en 2014– y por ahora no se muestra dispuesto a un alto el fuego, si bien una fuente diplomática ha asegurado a la prensa israelí que las partes podrían llegar a un acuerdo en unos días ya que los mediadores, entre los que estarían Estados Unidos y Rusia, se habían mostrado optimistas tras unas conversaciones.

Por su parte, desde Hamás, el líder político, Jaled Meshal, ha expresado este viernes que el grupo está preparado para el alto el fuego «recíproco», recoge el mismo medio israelí. Hasta el momento, Israel ha rechazado los esfuerzos de alto el fuego promovidos por Naciones Unidas y Egipto.

Un dispositivo policial fue desplegado en la plaza de la Puerta Puerchena para prevenir posibles incidentes, pero la manifestación se desarrolló pacíficamente sin incidentes.

El acto concluyó en la plaza de los derechos humanos, donde miembros de BDS leyeron el manifiesto de apoyo a Palestina redactado por la Plataforma “OTAN NO, BASES FUERA”:

–COMUNICADO-

Con estos lemas la Plataforma OTAN NO, BASES FUERA ha convocado esta manifestación, creemos que en estos momentos no podía haber lemas más oportunos que sintetizaran cuales son algunas de las urgencias del momento en relación al sufrimiento del pueblo palestino.

Antes de proseguir tenemos que condenar de manera rotunda la represión generalizada que Israel ha desatado contra la población palestina provocando cerca de un centenar de muertos, innumerables heridos, destrucción de infraestructura sobren todo en Gaza, y numerosos prisioneros. Todo ello ante la pasividad de la comunidad internacional. Nuestro primer pensamiento es para expresas nuestra profunda solidaridad con el pueblo palestinos y tener un recuerdo para quienes han sido asesinados, sufren heridas o prisión.

Recordar la Nakba (catástrofe o desastre) es evocar la imagen de miles de palestinos y palestinas que, tras la proclamación del Estado de Israel en 1948, tuvieron que huir o fueron expulsados violentamente de sus hogares, unos 750.000 que hoy ya son mas de cinco millones, poblados arrasados (más de 400), desplazamientos obligatorios de población, judaización creciente etc.

Aunque el 15 de mayo de 1948 es el comienzo del criminal exterminio del Pueblo Palestino desde años antes las organizaciones terroristas sionistas léase el Irgun o Haganah (con un museo vergonzoso en Jerusalén) realizaron masacres que están debidamente documentadas y que cualquiera que tenga deseos de saber puede a acudir a fuentes fiables de internet.

El derecho al retorno es una reivindicación histórica del pueblo palestino, una lucha que siempre ha estado presente y que, sin ir mas lejos, durante el año 2019 en Gaza, todos los viernes hubo movilizaciones que el ejército israelí reprimió con gran violencia provocando muertos y heridos. La resolución 194 de NN.UU. de 1948 establece el derecho de retorno a sus lugares de origen de quienes abandonaron o fueron expulsados, ellos y sus descendientes, así como el derecho a ser indemnizados por las pérdidas sufridas. Esta resolución jamás se cumplió.

El derecho a una Palestina laica y democrática, exige el derecho al retorno de todos los refugiados y refugiadas, y el fin inmediato de los asentamientos de colonos/ocupantes en tierra Palestina. Palestina es una nación con capital en Jerusalén y un territorio definido que limita con el rio Jordán y el Mediterráneo

Hoy más de cinco mil presos y presas palestinas cumplen condena en el Estado ilegitimo de Israel, desde condenas de varias cadenas perpetuas hasta otras condenas menores. El sistema judicial militar aplicado a los palestinos hace que más del 95% de las personas acusadas sean condenadas. La detención administrativa permite detener sin cargos a una persona durante seis meses prorrogable.

En este momento concreto también queremos hacernos eco y exigir la libertad de la cooperante española Juana Ruiz Sánchez, que lleva 35 años residiendo en Palestina, y sus compañeros, dedicando su trabajo a tareas sanitarias, y más en estos tiempos de pandemia ante el abandono deliberado de la potencia ocupante, lo que contraviene la IV Convención de Ginebra Su detención es fruto de un montaje del ejecito israelí que desea mandar el mensaje de que la solidaridad es una tarea que puede tener costes Nos sumamos a las exigencia de libertad que ya han pedido más de un centenar de organizaciones y más de 7.000 personas.

El pueblo palestino sufre la colonización y el apartheid del régimen sionista. Frente a un régimen tan poderoso y con la complicidad de los países europeos y EEUU principalmente, se hace necesario redoblar la solidaridad internacional y desmontar los mitos y las trampas y descolonizar nuestras mentes: ¿Dónde está el conflicto entre Israel y Palestina? ¿Dónde está el conflicto entre un régimen criminal que en el 48 se queda con la mitad de Palestina y expulsa a casi un millón de palestinos, en el 67 se queda con Cisjordania Gaza y Jerusalén Este, que hace un Muro que convierte a Cisjordania en un gueto…? Lo que hay es un proyecto sionista criminal sustentado en tres patas: el racismo, la ocupación y el apartheid. Es como si un alumno de 4º de eso de 70 kilos se dedica a machacar a un niño de infantil y el Consejo escolar saca una resolución diciendo que está mal, pero aquí nos quedamos.

Otro de los mitos es acusar de antisemita a todo el que oponga a la política sionista.

¿Qué podemos hacer? Podemos combatir estos y otros mitos en nuestro entorno, porque esto distrae de lo importante: la ocupación y el apartheid, podemos denunciar la hipocresía y el cinismo de nuestros Gobiernos cuando hacen declaraciones buenistas pero establecen acuerdos comerciales privilegiados con Israel, podemos denunciar que más de media docena de empresas de nuestra provincia de los campos de las semillas, tecnologías del agua, energía solar son filiales de empresas israelíes que han sido denunciadas por vender o comerciar con empresas en asentamientos, y citamos a una Naan Jain Ibérica radicada en el Polígono de la Redonda en Santa María del Águila, y podemos informarnos de las campañas de boicot que lleva adelante BDS y extenderlas y/o participar en ellas.

Hay tantas cosas por hacer, que siempre encontraremos una por pequeña que sea, que pueda hacer de cada uno/a de nosotros una mejor persona, una persona comprometida con la defensa de los Derechos Humanos allí donde se conculque.

Libertad Juana Ruiz Sánchez

Libertad Presos Políticos Palestinos. Plataforma OTAN NO BASES FUERA

Imagenes de la manifestacion.

 

ACERCA AndaluzNews

Check Also

Bruselas rebaja el crecimiento de España al 2,1% en 2023

La previsión de inflación casi se duplicará el próximo año hasta el 3,4 % de mediaLa …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.