Armenia anuncia un acuerdo con Rusia y Azerbaiyán para un cuarto alto el fuego en Nagorno Karabaj


  • Rusia desplegará una fuerza de interposición 
  • Manifestantes asaltan la sede del gobierno armenio para protestar por lo que consideran una traición
Andaluznews/Agencias

Armenia, Azerbaiyán y Rusia han llegado a un acuerdo para el alto el fuego en la región de Nagorno Karabaj, para acabar con más de un de hostilidades que han causado un número indeterminado de víctimas.

Se trata del cuarto alto el fuego entre los contendientes. Ninguno de los tres anteriores ha sido respetado, pero en esta ocasión se incluye la cesión de territorio y el despliegue de una fuerza rusa de interposición.

El primer ministro armenio, Nikol Pashinian, ha comunicado el acuerdo a través de su cuenta de Facebook, y el Kremlin y el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, lo han confirmado poco después.

«Es la mejor solución», ha asegurado Pashinian, quien ha reconocido que es «dolorosa«. «No es una victoria, pero no hay derrota hasta que te conozcas a ti mismo», ha escrito, a la vez que ha expresado la necesidad de «analizar» los «años de independencia» de Armenia para «planificar» el futuro y «no repetir los errores del pasado».

El nuevo alto el fuego entrará en vigor a partir de la medianoche de este martes 10 de noviembre, hora de Moscú.

Rusia desplegará un contingente para mantener la paz

El acuerdo es «doloroso» para Pashinian porque incluye la cesión de territorio hasta ahora bajo control armenio en la región de Nagorno Karabaj (Alto Karabaj, en ruso), poblada prácticamente en su totalidad por armenios pero que forma parte de Azerbaiyán y que hasta la guerra de 1994 estaba controlada por Bakú.

Concretamente, las fuerzas armenias deberán ceder a las azeríes el control de Aghdam, Gazaj, Kelbajar y Lachin antes de final de año.

Rusia será la garante del alto el fuego y ya ha salido hacia la zona un contingente de 1.960 soldados que se desplegarán a lo largo del corredor que conecta Karabaj con la ciudad de Lachin.

Azerbaiyán quiere que Turquía, su aliado, participe en las labores de observación pero el Kremlin asegura que esa posibilidad no forma parte del acuerdo. El establecimiento de un puesto de observación turco-azerbaiyano fuera de Nagorno Karabaj será objeto de un pacto separado, ha explicado el portavoz del gobierno ruso, Dimitry Peskov.

El alto el fuego llega un día después de que las fuerzas azerbaiyanas anunciaran que habían tomado Shusha, una ciudad estratégica a 15 kilómetros de la capital de la región separatista, Stepanakert. La caída de esta localidad ha supuesto un punto de inflexión en la guerra.

Miles de manifestantes asaltan la sede del Gobierno armenio

Poco después del anuncio, una multitud de miles de manifestantes furiosos se han reunido frente a la sede del Gobierno armenio en la capital, Ereván. «Nikol es un traidor», coreaban los manifestantes, que han asaltado la sede y han destrozado puertas y ventanas.

Desde finales de septiembre, los combates más sangrientos de los últimos 30 años han enfrentado a los separatistas armenios de Nagorno-Karabaj con el ejército azerbaiyano.

Poblado hoy en día casi exclusivamente por habitantes de etnia armenia, este territorio del Cáucaso sur de apenas 4.400 kilometros cuadrados (poco más de la mitad de la extensión de la Comunidad de Madrid) pertenecía a Azerbaiyán en la época soviética, pero se independizó de facto en 1994 tras una guerra en la que murieron más de 30.000 personas. Ningún país reconoce esa secesión, salvo Armenia.

Por esta zona del mundo discurren oleoductos que transportan petróleo y gas natural desde el Mar Caspio a los mercados mundiales.

ACERCA AndaluzNews

Check Also

Claves de la vacuna de Pfizer: ¿Cómo funciona? ¿Es tan eficaz? ¿Quiénes recibirán las primeras dosis?

  Este fármaco experimental se basa en ARN mensajero, una prometedora tecnología que nunca antes se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *