¿Cómo son las reválidas?

revalidas-1

Un día después de que cientos de miles de estudiantes saliesen a la calle para exigir la anulación de las reválidas, Mariano Rajoy ha cedido a las presiones de la oposición y de la comunidad educativa. En la segunda jornada del debate de investidura, el candidato popular ha anunciado una moratoria en la aplicación de estas pruebas, que iban a ser de aplicación partir del próximo curso, hasta cerrar un hipotético Pacto de Estado de educación. Por tanto, los alumnos de 4º de la ESO y de 2º de Bachillerato seguirán obteniendo el título si tienen todas las asignaturas aprobadas, como sucedía hasta hora, y las reválidas, si se llegan a realizar, serán unos simples exámenes de evaluación de los alumnos al final de cada etapa educativa, sin efectos académicos.

Estas pruebas constituían uno de los puntos más polémicos de la controvertida Lomce, la ley de reforma educativa ampliamente contestada por varias autonomías (entre ellas, Euskadi) y por la oposición y que el PP sacó adelante en 2013 gracias al ‘rodillo’ de su entonces mayoría absoluta. El Consejo de Ministros dio luz verde en julio al decreto por el que se regulaban estas evaluaciones finales y que ayer puso en pie a la mayoría de la comunidad educativa.

En el País Vasco, en cualquier caso, el Gobierno de Iñigo Urkullu regateó la Lomce al anunciar que no haría la prueba en secundaria este curso (que si estaba incluida en el calendario del ministro Iñigo Méndez de Vigo, pero sin validez para obtener el título) y al sustituir este próximo año las reválidas de Bachillerato por una prueba de «evaluación individualizada». Además, el Departamento de Educación trabaja con la Universidad vasca en diseñar una Selectividad propia.

¿Qué son las reválidas?

Son pruebas finales que se llevarían a cabo en 6º de Primaria, 4º de la ESO y 2º de Bachillerato. En el primer caso servirían meramente de orientación de la evaluacion del alumno mientras que las otras dos tenían carácter de reválida. Es decir, será necesario aprobarlas para obtener la titulación de cada etapa educativa. En el segundo caso, además, serviría como acceso a la universidad, al igual que la antigua PAU o selectividad.

¿En qué consisten?

En la ESO, los estudiantes se examinarían de todas las materias troncales, dos opcionales y una específica a elegir (con la excepción de Educación Física y Religión o Valores). Cada uno de los siete exámenes -estructurados con preguntas abiertas, semiabiertas y de tipo test- durará 60 minutos con un descanso entre cada uno de15 minutos. Las preguntas se referirán a contenidos impartidos en 3º y 4º. Para obtener el graduado servirá con sacar un 5 de nota.

La reválida de 2º de Bachillerato sería similar a la antigua selectividad, con diferencias sustanciales: mientras en la PAU, el alumno solo se examinaba de las materias del último curso, en la nueva prueba sería evaluado de los conocimientos adquirido en todo el Bachillerato. En total, se examinaría de cinco materias troncales, dos opcionales y una específica (tampoco valdría ni Educación Física ni Religión o la alternativa). La evaluación se desarrollará a lo largo de cinco días frente a los tres que duraba la selectividad. Para aprobar y obtener el título sólo se necesitaría una nota de 4.

¿Cómo se puntuará?

En la ESO, el examen valdría solo el 30% de la calificación para sacar el título mientras el 70% restante resultaría de la nota media obtenida en los cuatro cursos. En Bachillerato, en cambio, la nota final se obtendrá de forma similar a como se hacía hasta ahora: el 60% será la media de los dos cursos y el 40% restante, la calificación de la revalida.

¿Y qué pasa si no se aprueba?

Los alumnos que suspendan las dos convocatorias previstas para cada curso (tanto en Secundaria como en Bachillerato) no podrá obtener el título, a pesar de tener todas las asignaturas aprobadas. En el caso de la ESO, los escolares no podrían acceder a Bachillerato y deberían optar por una FP básica. Los alumnos de Bachillerato tendrían vetado el acceso a la universidad.

Calendario

Para la reválida de la ESO se preveía una convocatoria antes del 24 de junio y la publicación de las notas debería realizarse antes del 15 de julio. En Bachillerato sería antes del 10 de junio y los resultados se publicarían antes del 24 de junio. La recuperación para los alumnos suspendidos ser celebraría antes del 8 del julio o antes del 9 de septiembre.

ACERCA AndaluzNews

Check Also

Israel ataca Gaza en respuesta al lanzamiento de globos incendiarios desde la Franja

  Los bombardeos han alcanzado instalaciones de Hamás sin que se haya informado de víctimas …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *